Nuevas entradas

Crea tu propio banco de semillas

Semillas para banco de semillas

Guardar las semillas de las plantas que cultivas en tu huerto o jardín para los cultivos de la siguiente temporada es una buena opción que te proporcionará muchas ventajas y satisfacciones.

Ventajas

  • No tendrás que comprar semillas o planteles por lo que te ahorrarás un dinero.
  • Experimentarás todo el ciclo de la planta, desde su germinación hasta la recolección de los frutos.
  • Las semillas se irán aclimatando a las condiciones del entorno donde vives y temporada tras temporada guardarán la carga genética e irán haciéndose más productivas y resistentes a plagas y enfermedades.
  • Te permitirá ir seleccionando las variedades que más te gusten y mejor se adapten mejor al lugar donde vives.

¿Qué semillas guardar?

Puedes guardar todo tipo de semillas excepto las híbridas y transgénicas, de hecho, almacenadas en las condiciones adecuadas son viables hasta 12-15 años, aunque yo te aconsejo que las utilices y vuelvas a proveerte de semillas de las nuevas plantas.

Escoge plantas vigorosas y libre de enfermedades para recoger las semillas.

Las semillas deben ser recogidas en días secos y soleados, en el caso de las hortalizas de hoja como la lechuga o la acelga deja que un par de plantas desarrollen el ciclo completo y recolecta las semillas cuando se sequen, si se trata de frutos como el tomate, pepinos o calabacines, escoge uno o dos de los mejores y deja que maduren en la mata, después deberás separar las semillas del gel que las protege y secarlas al sol.

¿Cómo obtener todo tipo de semillas?

Semillas de guisante para banco de semillas¿Cómo almacenar las semillas?

Las semillas deben almacenarse bien secas, por lo que deberás dejarlas al sol por lo menos durante una semana y después debemos asegurarnos de que van a permanecer secas hasta que se utilicen, una buena opción es guardarlas en tarros de cristal herméticamente cerrados, puedes guardar diferentes tipos de semillas en un solo tarro separándolas con sobrecitos, no te olvides de etiquetar lo tarros y los sobres para acordarte de que semillas guardas.

El lugar donde guardes las semillas debe ser seco y sin luz directa.

Tarro con semillas para banco de semillas

Deja tus dudas, propuestas o experiencias en los comentarios

4 comentarios en Crea tu propio banco de semillas

  1. Muy buenas ideas; economía y reutilización de recursos.
    Gracias

  2. Para separar la semilla de la pulpa en el caso del tomate y obtener una semilla limpia, os voy a contar un truco. Lo primero es seleccionar los tomates de los que vamos a obtener la semilla y los dejamos madurar bien en la mata hasta que estén bien rojos. Después los cortamos a la mitad y apretamos como si exprimiéramos un limón y de esta manera vamos a conseguir que salga la pulpa con las semillas y lo echamos en un bote o en un vaso y le añadimos un poco de agua, y lo dejamos que fermente durante unos días. Durante el proceso de fermentación notareis que la pulpa va oliendo un poco mal,pero no pasa nada. Transcurrido ese tiempo observareis que la semilla que no está vana ha quedado en el fondo y los trozos de pulpa flotan, con lo cual su eliminación es muy sencilla. Probarlo y ya me contareis. Un saludo

    • El sistema que comenta Alberto funciona muy bien, solo añadir que es mejor dejar el frasco en un lugar oscuro mientras fermenta la pulpa. Saludos Alberrto

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: